Las cáscaras de plátano y naranja, dos residuos… muy útiles

Nos comemos un plátano y/o una naranja, disfrutamos de su sabor, paladeamos sus propiedades… y sus cáscaras van directamente a la basura. ¡Craso error! Y es que, si nos deshacemos de ellas (cosa que solemos hacer todos) también estamos desechando las propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas que ambas cáscaras tienen. ¿Quieres saber, por ejemplo, cómo utilizar estas cáscaras para prevenir el acné o para evitar los puntos negros y espinillas? Entonces, nunca, nunca, las tires a la basura… antes de aprovechar sus propiedadesCascaras de plátano y naranja.

Eso sí, hay cáscaras y cáscaras. Si queremos conseguir las mejores propiedades, en el caso específico de la naranja, lo mejor es que sean orgánicas. De esta forma, nos libraremos del efecto pernicioso de los pesticidas. En todo caso, para asegurarnos, no estaría de más que lavásemos las naranjas (o sus cáscaras) en un baño de agua en el que, previamente, hayamos disuelto el jugo de un limón y vertido un chorro de vinagre.

 La naranja y su cáscara: propiedades y usos

¿Sabías que muchos de los nutrientes de la naranja se encuentran, precisamente, en su piel? Y es que una naranja de tamaño medio tiene en su cáscara alrededor de 60 flavonoides y 170 fitonutrientes diferentes que nos pueden aportar muchos beneficios a nuestro organismo en general y a nuestra piel en particular. Además, puede resultar muy útil en diversos usos en el hogar.Cáscara de naranja

Y es que la corteza de la naranja tiene propiedades que mejoran la digestión y estimulan el metabolismo. Ayuda a combatir naturalmente gases, acidez, vómitos y eructos ácidos. También se recomienda para estimular el apetito y aliviar náuseas y, consumida en polvo, favorece la eliminación de flemas y ayuda a aliviar la tos y el asma. Además, sus propiedades ayudan en la reducción de los niveles de colesterol, los triglicéridos y promueve la función hepática normal. También cuenta con un flavonoide conocido como hesperidina, que es eficaz contra el cáncer de colon y la osteoporosis. Por lo que respecta a su uso cosmético, la piel de naranja se ha demostrado eficaz como exfoliante de la piel y reductor de manchas oscuras y acné.

¿Y el plátano?

Pues del plátano, o más bien de su cáscara, podríamos comenzar por decir que es contenedor de propiedades antioxidantes, vitaminas y minerales, que pueden ayudar a combatir diferentes problemas de salud y dolencias. Además, gracias a su capacidad para absorber el plomo y el cobre, la cascara de plátano nos puede venir de maravilla como filtro de agua. También puede sernos de gran ayuda para reducir el picor de la picadura de un insecto, acelerar el proceso de curación de una herida, blanquear los dientes –tan sólo hay que frotar dos minutos al día y veremos resultados en pocas semanas-, atacar el acné… o para combatir y prevenir las verrugas. Y si tenemos dolor de cabeza, no tenemos más que extender una cáscara de plátano sobre la frente y relajarnoCascara de platanos.

En cuanto a su uso en tareas domésticas, las cáscaras de plátano se muestran muy eficaces como pulidor y abrillantador de muebles. Tan sólo habrá que frotar y, luego, pasar un trapo de algodón.

Pepe Varela