La fruta granada y sus efectos sobre la calidad del esperma y la disfunción eréctil

La fruta granada y sus efectos sobre la calidad del esperma y la disfunción eréctil

El objetivo del semen es básicamente la reproducción, pues actúa como un “vehículo” para transportar los espermatozoides al tracto reproductor femenino. Aunque la eyaculación de semen acompaña al orgasmo y al placer sexual, la erección y el orgasmo son controlados por mecanismos independientes, por lo que la emisión de semen no es esencial para el disfrute del sexo. El consumo del zumo de granada produjo un incremento de la concentración de esperma en el epididimo, mayor movilidad y mayor densidad de células espermatogénicas; además, se redujo la cantidad de esperma de mala calidad en comparación con el grupo referencia o control (Türk et al., 2008).

En un estudio más reciente, este mismo grupo de investigadores sugirió que el ácido elágico tiene un efecto protector tanto para los testículos como para los espermatozoides. Este efecto puede estar relacionado con la elevada acción del ácido elágico frente al estrés oxidativo (Türk et al., 2010).

En cuanto a la disfunción eréctil o impotencia erigendi, que es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria, en un estudio llevado a cabo por Forest et al. (2007) se determinó que tras cuatro semanas de consumo de zumo de granada los pacientes mostraban una mejor actividad eréctil que otros pacientes a los que se les había suministrado un placebo.